Un llamado urgente

Como Articulación de Organizaciones por los Derechos Humanos, declaramos:

  1. En un estado democrático lo que debe imperar es el diálogo y no la fuerza. La legítima demanda de la ciudadanía debe ser acogida por la fuerza política, no la militar. 
  2. Hacemos un llamado urgente a las autoridades para retirar a los militares de las calles de Santiago y generar a la brevedad espacios incidentes que logren acoger el descontento social por tantos años de injusticia y desigual acceso a oportunidades, servicios sociales, el alto costo de la vida y la exclusión de mujeres, pueblos indígenas, migrantes, personas con discapacidad, niños, niñas, adolescentes y grupos LGTBI.
  3. Repudiamos totalmente la represión que se está viviendo en las calles y la medida de Estado de Emergencia decretada anoche por el Presidente de la República, quien en vez de reprimir a la ciudadanía y criminalizar la protesta social tiene el deber de guiar el diálogo social, tendiendo puentes de solución y entendimiento.
  4. Los derechos civiles y políticos deben ser protegidos y garantizados por el Estado de Chile, al igual que los derechos económicos, sociales y culturales. La represión policial y militar que estamos viviendo va en la línea contraria de lo establecido en los diversos tratados internacionales que Chile ha ratificado desde el retorno a la democracia. La paz social solo se alcanza con mayor protección social, ciudadanos con acceso a salud y educación digna y de calidad, mejores salarios, ciudades más integradas, medioambiente protegido y transporte público con precios adecuados para todos/as.
  5. Las manifestaciones y el malestar de la ciudadanía deben ser atendidos con diálogo social, y son las autoridades democráticamente electas las responsables de concretarlo.

 

*Corporación Opción

Observatorio Contra el Acoso Callejero

Movimiento de Acción Migrante

Corporación Humanas

Corporación Círculo Emancipador de Niñas y Mujeres con Discapacidad