OPCIÓN presenta Seminario Internacional sobre violencia hacia niños y niñas

La instancia contó con un panel de expertos en materia de abuso y maltrato infantil, incluyendo la participación con una clase magistral Walter H. Smith PhD, de invitado internacional, psicoterapeuta especializado en el tratamiento de niños, niñas y familias.

“Necesitamos tener más educación desde la política pública acerca de los asuntos relacionados a la violencia hacia niños y niñas”. Este fue uno de los desafíos que planteó Walter H. Smith Jr., Phd. miembro del Directorio de Casey Family Programs Foundation de Seattle, miembro del consejo de la Pittsburgh Foundation, Subdirector de la Oficina de niños, niñas y adolescentes de Allegheny y Fundador del Western Pennsylvania Family, quien fue el invitado internacional al Seminario “Violencia hacia niños y niñas ¿Es posible un cambio?”, organizado por la Línea CEPIJ de Corporación OPCIÓN, este jueves 3 de diciembre a las 10:00 horas (Chile).

La instancia, moderada por la Psicóloga y Coordinadora de nuestra Corporación, Lorena Bojanic, permitió ahondar sobre temáticas relacionadas con la relevancia de incorporar a la familia y la comunidad en la eliminación de la violencia hacia niños y niñas, como un sistema único e integral en el proceso de resignificación y reparación.

El psicólogo estadounidense, fue enfático en señalar que “se debe prestar atención a los niños y niñas. Tienen que ser respetados y considerados como individuos que tienen derechos. Ellos y ellas no son netamente propiedad de sus padres, son ciudadanos que deben validarse concretamente con su voz, ideas y opiniones”. Smith, destacó que ahí es donde recae la importancia de la participación del núcleo sociocultural y familiar que rodea al sujeto afectado para que una intervención sea efectiva.

En esta línea, la psicóloga de la Universidad de Chile y especialista en terapia de reparación y primer apoyo en maltrato y abuso sexual infantil, Caroline Sinclair, coincidió en la importancia de “tener una comprensión del sistema familiar y de sus interacciones en lo global, más allá de si tenemos la posibilidad de intervenir con el sistema completo o estamos trabajando con alguno de sus miembros”. Sin embargo, apuntó que, en cada caso, se deben tener en consideración los problemas que habitualmente se presentan, como “el nivel de recursos profesionales disponibles y la estrategia para convocar a la familia completa en sectores más vulnerables”.

Por su parte, la Jefa de División de Promoción y Prevención de la Subsecretaría de la Niñez, Blanquita Honorato, ahondó en los desafíos y programas piloto que se están gestando en este momento desde la Subsecretaría, para proteger a la infancia y la adolescencia de nuestro país, puntualizando que “el Servicio de Protección Especializada, que es nuestra tercera línea de acción, incorpora a la familia de manera integral. De hecho, se establece por ley que todos los programas deben incorporar trabajo de re-vinculación con las familias, considerando orientaciones técnicas adecuadas desde el principio de la intervención”.

 

Desde el punto de vista judicial, en tanto, el Fiscal Regional (S) de la Fiscalía regional de O’Higgins, Javier Von Bischoffshausen, detalló que -entre enero y noviembre de 2020- se han recibido cerca de 7 mil casos en los que la víctima ha sido un niño o niña, para delitos de “Violencia intrafamiliar”, A su vez, en materia de “Delitos sexuales”, en el mismo periodo, se contabilizaron 10 .696 caso donde las y los afectados son niños, niñas y adolescentes. “Tenemos que poner urgencia en el punto de que los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho. No son personitas con menos capacidades o facultades. Ese es el tema cuando hablamos de educación o cambio cultural”.  Por último, puntualizó que existe una cifra negra en delitos de violencia intrafamiliar o en abuso sexual, donde los NNA quedan invisibilizados de las denuncias, tanto por los órganos administradores de justicia, como los de protección.