Protección a la infancia

Señor Director:

El maltrato infantil es, sin lugar a duda, de las más graves vulneraciones a niños y niñas, tanto a su derecho a vivir una vida libre de violencia, como al ejercicio y garantía de sus derechos fundamentales.

Según cifras de estudios realizados por UNICEF, el 76% de niños y niñas en Chile, de manera transversal a su clase social, declara haber sido víctima de algún tipo de maltrato, y en el caso de la violencia sexual, el 92% de ellos ocurre en el espacio intrafamiliar. Así las cosas, y a pesar de lo alarmante de los datos, mucho tiempo ha tomado en que el maltrato hacia la infancia sea tipificado en nuestra legislación, y castigue a sus perpetradores.

Si bien los instrumentos internacionales de derechos humanos consideran a las familias como el núcleo fundamental de la sociedad, y el espacio apropiado para el desarrollo de la niñez, las cifras indican que 275 millones de niños y niñas en el mundo son víctimas de maltrato en el interior de sus hogares, convirtiéndose éste en un espacio de riesgo. Ello va de la mano con que, en América Latina, el 50% de la población adulta piensa que es normal usarlo contra menores de edad como forma de educación y castigo (Unicef 2009), lo que da cuenta de prácticas culturales sumamente arraigadas que invisibilizan la gravedad del maltrato.

En este sentido, el proyecto de ley que tipifica el maltrato hacia menores de edad y otras personas en estado vulnerable y que se vota este martes 14 de marzo en el Senado, constituye una iniciativa muy importante, porque plasma el maltrato que hasta hoy, ha sido extremadamente complejo penalizar y visibilizar.

La norma que se pretende aprobar, que implica modificar disposiciones del código penal, establece pena de cárcel para quién teniendo un deber especial de cuidado o protección de niños y niñas, los maltrate corporalmente de manera relevante, o bien, no impidiera dicho maltrato debiendo hacerlo, lo cual constituye un notable avance en el compromiso del Estado de Chile con el buen trato en la niñez y con la instauración de una cultura de

Carta al director publicada en el Mostrador, aquí

 

Consuelo Contreras, Directora Ejecutiva de Corporación Opción